Safari por el Parque Nacional Lago Nakuru en Kenia

¿Por qué visitar el Parque Nacional Lago Nakuru?

El lago Nakuru es uno de los lagos más bonitos que forman parte del Gran Rift Valley. A nivel paisajístico es fantástico. Desde el acantilado del Babuino se obtienen unas panorámicas impresionantes del entorno.

 

El Lago Nakuru es un santuario de aves. Se han catalogado más de 500 especies, pero el gran atractivo del parque es ver las inmensas manadas de flamencos rosas.

 

Otro de los grandes atractivos es la relativa facilidad para ver rinocerontes, tanto negros como blancos. Se considera el mejor lugar de África para ver el rinoceronte blanco, en grave peligro de extinción.

¿Qué animales se puede ver en el Lago Nakuru?

Es un excelente parque para ver los 5 grandes; león, leopardo, búfalo, rinoceronte y elefante. También otras especies como jirafas, hienas, facoceros, ñues y cebras, cobos de agua, gacelas, babuinos y más de 500 especies de aves, entre ellas, flamencos rosas y pelícanos.

Nuestra experiencia en el Lago Nakuru

Continuamos nuestro viaje, el próximo destino era el Parque Nacional del Lago Nakuru. Mondia paró a medio camino para tomarse un café y descansar un cuarto de hora. Lo hizo en un punto donde se anunciaba que estábamos justo en la línea del Ecuador. Y así era, podíamos decir sin temor a equivocarnos que teníamos una pierna en el Hemisferio Norte y otra pierna en el Hemisferio Sur. Nos lo certificó un hombre, que con un barreño lleno de agua y una cerilla, nos demostró como allí se producía el “efecto de Coriolis”.

 

Puso el barreño en un punto del hemisferio norte y lo agitó de forma que el agua se movió hacia la izquierda, como las agujas del reloj. Seguidamente, se desplazó un poco, hasta un punto donde teóricamente era el Hemisferio sur y haciendo lo mismo con el cubo de agua, ésta giro hacia la derecha. Colocaba la cerilla encima del agua, para que se pudiera ver más claramente el movimiento del agua. Finalmente se puso en medio, es decir, en la teórica línea del Ecuador y puso la cerilla en el agua para demostrar que no se movía ni para un lado ni para otro. Curioso todo este tema.

La línea del Ecuador pasa por Kenia y, en esos momentos, por debajo de mis piernas

En ruta, antes de la ciudad de Niahuhuru, paramos para visitar las Thompson Falls, unas cataratas espectaculares, famosas porque allí se filmaron hace 50 años algunas de las películas de Tarzán de Johnny Weissmuller.

 

Llevan el nombre del primer hombre blanco en cruzar el territorio masai. Obviamente nos hicimos las pertinentes fotos y videos imitando el alarido de aquel salvaje con taparrabos… El paraje era muy bonito y las cataratas altísimas, de las cuales caía abundante agua. Había en los pequeños miradores varios tíos disfrazados, no se muy bien de que, eran como masais cutres, pero a Toni le hicieron gracia y se hizo fotos con ellos. Kike y Alex también posaros al estilo “seductor”.

 

Al salir del recinto de las cataratas, vimos un grupo de estudiantes, todos con uniforme y rapados al cero. Reminiscencias de la colonización inglesa, pensé. Lo que no me explico es lo de ir calvos…

Continuamos hacia el Lago Nakuru. Llegamos a primera hora de la tarde e ingresamos directamente en el parque. En la recepción, mientras Mondia pagaba las tasas de conservación, nos distrajimos con una familia con niños pequeños, que también estaban de safari. Nos sorprendió que hicieran ese viaje con niños tan pequeños, por aquello de la malaria y las enfermedades que aquí se pueden contraer, pero dedujimos, por el tipo de coche y como iban preparados, que los padres debían trabajar en Nairobi y habían ido a Nakuru a pasar el fin de semana.

 

Entramos en el parque, hubieron varias cosas que me sorprendieron a primera vista; una que el parque estaba vallado y la otra, el aspecto fantasmagórico del primer bosque que nos encontramos.

 

La razón por la que el parque está vallado, es porque el Lago Nakuru es un santuario de rinocerontes, tanto del blanco como del negro. Aquí habita una gran densidad de ambas especies y para salvaguardarles, decidieron vallar todo el lago.

 

Y en cuanto al bosque fantasma, nos explicó Mondia que el lago no tiene ninguna fuente de agua natural, es decir, el nivel del agua dependerá directamente de las lluvias. Si llueve se llenará más o menos, pero si no llueve, se puede llegar a secar por completo, como ha habido años que ha sucedido… En los últimos años parece ser que ha llovido bastante y el nivel de agua había inundado ese bosque, con lo que los árboles se habían muerto. El aspecto, como os comentaba era de “fin del mundo”, con todos los troncos medio caídos, surgiendo de las aguas como pidiendo ayuda, era una imagen dantesca…

Iniciamos el game drive con el techo del vehículo levantado, con muchas ganas de ver animales, y empezó el desfile; cebras, búfalos, impalas, facoceros, babuinos, un esqueleto de búfalo, tortugas terrestres enormes, que bonitas, me encantan las tortugas!.

 

Mondia nos llevó a lo alto de un escarpado, al “Acantilado de los Babuinos”, desde donde hay unas vistas fantásticas de este precioso lago sulfuroso, que forma parte de la gran falla del Rift Valley, la que está partiendo el continente africano.

 

Nos dijeron que por los bosques del Lago Nakuru habitan muchos leopardos y que era relativamente fácil avistarlos, pero nosotros no lo vimos, se trata del felino más esquivo de Africa, así que quien lo vea, se puede considerar un afortunado.

 

Bajamos del coche para hacer unas fotos de las magníficas panorámicas, mirando a cada lado para no vernos sorprendidos por ningún animal… Se veían varias zonas lejanas del lago donde estaba lloviendo. La luz en aquel momento era muy bonita, contrastada y sin la luz del sol quemando la imagen.

 

Bajamos de nuevo al “loop” de safari y atravesamos grandes bosques de acacias de la “fiebre amarilla”. Esta se llama así porque los antiguos exploradores relacionaban erróneamente este árbol de corteza amarilla, con la enfermedad. En realidad, lo que provocaba la afección era el mosquito que habita en ellos.

 

Al fin pudimos avistar un par de rinocerontes. Se trataba de dos magníficos ejemplares de rinoceronte blanco ya que tenían el morro ancho y comían del suelo. Se distinguen del rinoceronte negro porque este es más pequeño, más agresivo y tímido, cuesta más verlo, y a nivel morfológico, tiene el morro en forma de pico y come ramas de los arbustos y pequeños árboles. Qué maravilla de animales, su aspecto agresivo, con el cuerno puntiagudo (de pelo) da miedo, pero en realidad es muy pacifico, es como una vaca que se pasa el día pastando… Lo que si hace, Kike y yo somos testigos, es asustar cuando se le molesta y os aseguro que ver a un rinoceronte venir corriendo directamente hacia tu coche, acojona. Suerte que solo son avisos y al final frena o cambia de dirección…

Panorámica del Lago Nakuru desde el Acabtilado del Babuino

Continuamos nuestro safari, vimos jirafas y por fin! Leones!!. Estaba lloviendo, así que los leones se mantenían quietos bajo unos árboles. La distancia era considerable, tuvimos que utilizar los prismáticos para verlos mejor. Había varias hembras con algún cachorro. Que bonitos… una de las hembras llevaba un collarín, me imagino que el parque las debe controlar y realizar estudios. Esto es muy habitual en los parques africanos para tratar de conservar mejor a los animales.

 

Estuvimos un rato observándolos. Se acumularon unos cuantos coches allí, todos maniobrando entre el barro para colocarse de manera que los viajeros pudieran tener una buena perspectiva de la escena. ¿Qué deben pensar los leones al vernos allá amontonados, cámara en mano…?

 

El game drive por el Lago Nakuru estaba siendo muy fructífero, continuamos nuestra ruta, vimos chacales, manadas inmensas de búfalos en movimiento, hasta tuvimos que parar para dejar pasar a estos inmensos animales, que se desplazaban al trote para no perder la protección del grupo.

 

Llegamos a la orilla del lago Nakuru, queríamos ver los famosos flamencos rosas. Había unos cuantos, pero no los suficientes como para que el lago se viera de color rosa. Los flamencos van y vienen. Se desplazan entre los muchos lagos sulfurosos que forman parte del Rift Valley. Aquí en Kenia, cerca del Nakuru podemos ver el Lago Baringo, el Lago Bogoria, el Lago Elementaita. Y ya más alejado, el lago Magadi. En Tanzania; el Lago Natron y el Lago Manyara.

 

Los flamencos se distribuyen entre todos estos lagos y cuando coinciden la mayoría en uno solo lago, suele ser en época de apareamiento, la imagen es fantástica. Aquí se encuentran las mayores concentraciones de flamencos rosas del mundo.

 

Estos flamencos son de color rosa debido a los carotenoides presentes en su dieta. Los flamencos comen crustáceos y algas y estos les transmiten ese pigmento, que se acumula en sus plumas, dándoles ese color tan bonito.

 

En el momento en que nosotros estuvimos allí, había muchos flamencos, pero no demasiados. Estaban tranquilamente hurgando el fango con su poderoso pico, en busca de comida. Algunos descansando sobre una sola pata, la otra encogida, que posición tan flamenca!.

 

Había otras especies de aves, como pelicanos y el horrendo marabú africano, un ave que da hasta miedo, con esa papada y ese pico que parece una espada.

 

Seguimos nuestro itinerario alrededor del lago, la carretera transcurría por entre bosques de enormes acacias amarillas. Había flamencos a lo largo de casi toda la ribera del lago, eran grupos no muy numerosos. Y de repente, otro rinoceronte! Un ejemplar solitario pastando ricamente en un prado, con su enorme cuerno como reclamo para todo aquel que pudiera tener malas intenciones. Este ejemplar de rinoceronte fue nuestra despedida del Lago Nakuru, habíamos dado la vuelta casi completa al lago. No me pareció muy grande, en 3-4 horas se puede hacer un buen safari en este precioso lago.

Manada de flamencos rosas, poquitos, en el Lago Nakuru

Nos dirigimos a nuestro alojamiento, el Sarova Lion Hill Lodge, un Lodge fantástico, situado en las faldas de la montaña, con vistas al Lago Nakuru. Las habitaciones preciosas. Esa tarde hicieron un espectáculo de música y danza africana, muy orientado a turistas, pero divertido y ameno. El buffet de este Lodge era fantástico, disfrutamos mucho cenando y comentando los avistamientos que la naturaleza nos había ofrecido aquel día.

Información útil para visitar el Parque Nacional Lago Nakuru

Ubicación del Parque Nacional Lago Nakuru

El Lago Nakuru se encuentra al sur del Valle del Rift, a unos 170 km de Nairobi (unas 4 horas de carretera).

Es uno de los parques nacionales más fáciles de visitar de Kenia. La puerta de entrada principal se encuentra al norte del parque, a una distancia de la ciudad de Nakuru que se puede recorrer a pie.

¿Cuál es la mejor época para visitar el Parque Nacional del Lago Nakuru?

Los safaris en el Lago Nakuru son buenos durante todo el año, aunque la cantidad y variedad de aves acuáticas es mayor de noviembre a marzo, cuando las especies migratorias se unen a las residentes.

¿Cuánto dura un safari por el Parque Nacional Lago Nakuru?

Con una jornada completa de safari en el Lago Nakuru es suficiente. Es un parque relativamente pequeño, y en un día podeis recorrer toda la pista alrededor del lago y los diferentes hábitats.

¿Dónde dormir en el Lago Nakuru?

Hay tan solo 4 lodges en el Lago Nakuru. El mejor es Sarova Lion Hill Game Lodge.

Los otros dos son: Lake Nakuru Lodge, Lake Nakuru Sopa Lodge y Flamingo Hill Tented Camp.

Mapa del Lago Nakuru

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
2009-2020 © safarisentanzania.com - Viajes Gorongeti s.l.