Safari por el Parque Nacional Aberdare en Kenia

¿Por qué visitar el Parque Nacional Aberdare?

Aberdare es un parque nacional muy especial. Su enorme masa selvática lo hace muy diferente del resto de parques, más áridos y secos.

 

Aberdare es un paraíso de aves y un refugio para especies como el leopardo. Aquí habita también la pantera negra, difícil de ver.

 

Una alternativa muy similar y cercana al Parque Nacional Aberdare es el Parque Nacional Monte Kenya, con características similares. Una de las razones principales para explorar esta zona es poder ver el Monte Kenya, el pico más alto de Kenia con 5.199 msnm

 

Aquí, tanto en Aberdare como en Monte Kenya son típicos los “treelodges”, alojamientos con una charca delante a la cual acuden animales a todas horas del día. Los safaris se hacen desde las terrazas de los propios lodges.

¿Qué animales se puede ver en Aberdare?

En Aberdare es posible ver los 5 Grandes; león, leopardo, elefante, búfalo y rinoceronte. También es hábitat del amenazado antílope bongo de montaña. Otras especies de bosque que se pueden avistar por aquí son; jineta, antílope jeroglífico, potamóquero, colobo blanco y negro, cercopiteco azul, etc.

Nuestra experiencia en Aberdare

Seguidamente nos pusimos en marcha hacia las Montañas de Aberdare. Antes de llegar a nuestro “treelodge” comimos en Nyeri Ouspan Hotel. Éste servía antiguamente de lanzadera para el Treetops Lodge. Se trata de un hotel con aromas coloniales, con instalaciones ya muy anticuadas y decrépitas. Aquí se encuentra la caseta donde Lord Rober Baden Powell fundó los “Boy Scouts”, tiene su punto anecdótico.

 

La lluvia nos sorprendió ascendiendo por la carretera de tierra rojiza que lleva al Treetops Lodge. Tuve que ser yo, el más valiente, el que abriese la verja de entrada al Lodge, bajo la lluvia y expuesto al ataque de un leopardo que saliese escopeteado de la frondosa vegetación, que aquí crece abundantemente en los márgenes de la carretera. Afortunadamente, mi aventura de 30 segundos transcurrió sin mayores problemas y pude volver al vehículo sano y salvo.

 

Al fin llegamos a nuestro “treelodge”. La primera impresión fue muy buena, este tipo de lodges son diferentes y la curiosidad hizo que en seguida nos fuéramos a investigar sus instalaciones. Se trata de un tipo de alojamiento típico de esta zona, los Montes Aberdare de Kenia. Todos cuentan con una enorme charca (“waterhole” en inglés) a la que acuden los animales a todas horas del día y de la noche para beber. Esta charca está ubicada justo en frente del Lodge, así que no tienes que moverte del propio hotel para hacer los safaris…

 

Al hacer el check in en el Lodge, el personal nos explicó el funcionamiento de todo esto. Todas las habitaciones cuentan con una alarma que suena (si quieres), de forma diferente, según la especie que acuda a la charca. De esta manera, te puedes ir a dormir y despertarte cada vez que viene un animal. Nos dijeron que cada día se veían grandes mamíferos y que el avistamiento estaba prácticamente garantizado. Lo certificaba un libro de avistamientos que cumplimentaban los propios huéspedes del Lodge, y la verdad es que la noche prometía porque las notas indicaban una gran afluencia de especies interesantes: elefantes, rinocerontes, leopardos, etc.

Waterhole de Treetops Lodge en Aberdare

En un salón del Lodge había una serie de fotos donde se podía apreciar la evolución de este tipo de lodges, allí en concreto el del Treetops Lodge. En sus orígenes, y como bien dice su nombre, estos lodges no eran más que cabañas precarias construidas en lo alto de un árbol y en frente de una charca. Esa era su esencia, me imagino a los primeros aventureros que utilizaron este sistema para poder observar a la fauna. En realidad fueron los cazadores los que inventaron este sistema para poder sorprender a sus presas y cazarlos con más facilidad.

Las fotos mostraban como las cabañas fueron siendo cada vez más grandes y complejas, hasta llegar a ser lo que son hoy en día, auténticos edificios camuflados, ya con cimientos, pero recubiertos de maderas y vegetación a modo de camuflaje.

 

La tarde era lluviosa, pero nos apetecía dar una vuelta por los alrededores del Lodge. Estuvimos negociando con el personal para poder llevar a cabo esta actividad y al final accedieron. Salimos a dar una vuelta, hicimos un safari a pie. El guía nos fue contando las especies que habitan en la zona y la verdad es que acojonaba; leopardos, hienas, búfalos, elefantes, de todo!. Íbamos caminando en fila india, sin salirnos del caminito, no vaya a ser que nos atacara algún bicho… No vimos NADA!, pero nos lo imaginamos TODO!. Como fuimos caminando rodeando por fuera la verja de seguridad, me sentí como en la película de Jurassic Park, seguro que los animales nos estuvieron observando y nosotros sin darnos cuenta… La caminata estuvo muy bien, nos hicimos fotos con los cuernos de un búfalo enorme.

Tras la caminata, nos acomodamos en la terraza más alta del Lodge. El hotel estaba vacío, solo estábamos nosotros, así que todo el espacio era nuestro. Nos pedimos una copa y nos fumamos un cigarro mientras contemplábamos la puesta de sol con el Monte Kenya de fondo y esperando la llegada de algún animal.

 

Kike y yo estuvimos hace unos años en Namibia y allí, en el Parque Nacional de Etosha son muy típicos los “waterholes” ya que aquello es un desierto y prácticamente nunca llueve, así que los animales han de acudir a estos abrevaderos para sobrevivir. Nuestra experiencia en Etosha fue increíble, el desfile de animales fue espectacular; elefantes, leones, jirafas, facoceros, búfalos, etc. Así que nos imaginamos que aquí sería algo similar…

 

Seguía lloviendo, cada vez más… vimos unos búfalos y unos patos por allí, pero de momento nada más… estuvimos charlando y disfrutando de aquel lugar varias horas, la noche se cerraba y aún no habíamos visto nada. Finalmente decidimos irnos a dormir y activar la alarma por si había algún avistamiento interesante… aquella noche dormimos de un tirón, lo que significa que no acudió ningún animal a la charca del Treetops Lodge… La lluvia molesta tanto a seres humanos como a animales, además, cuando hay agua por todas partes, los animales no tienen necesidad de acudir a las charcas. No tuvimos suerte en nuestro “treelodge”, pero de eso trata un safari, a veces se ven y muchas otras no se ven, en fin, el viaje solo había empezado y aún nos quedaban muchos días por delante.

Por la mañana había dejado de llover, el ambiente era fresco y húmedo, pero ni rastro de animales. El propio personal del Lodge estaba sorprendido de que no hubiera acudido ningún animal aquella noche a la charca, el libro de visitas, después de mucho tiempo, se quedaba prácticamente en blanco. Apunté 2 patos, una manada de búfalos y un par de cobos de agua que se habían dejado ver justo antes de irnos.

 

Seguidamente nos fuimos a visitar el otro popular “treelodge” de Aberdare, el The Ark. El camino entre los lodges era de tierra muy rojiza y debido a las lluvias estaba muy embarrado, pero nuestra minivan 4x4 se comportó de maravilla y a pesar de lo dificultoso del terreno, llegamos perfectamente, también gracias a la pericia de Mondia, claro!.

 

En el corto trayecto de unos 40 min. pudimos ver en el margen de la carretera un jabalí salvaje con unos colmillos enormes, una hiena solitaria, búfalos asomando su cornamenta entre la frondosidad, manadas de babuinos en medio de la carretera y águilas en abundancia. Estaba claro que en aquellos verdes montes había fauna a mansalva…

The Ark es famoso porque allí la reina Isabel de Inglaterra entró como princesa (estaba en su luna de miel) y salió como reina, ya que durante su estancia allí, murió su padre, el rey Jorge VI. Es una casualidad que ha resultado ser una campaña publicitaria gratuita desde hace 40 años para este precioso Lodge.

 

A la entrada del Lodge estaba lleno de babuinos, algunos de ellos machos enormes que nos observaban con cara de malas pulgas.

 

En esta ocasión hicimos la inspección del Lodge los cuatro. The Ark nos encantó, es un Lodge con mucho encanto, pequeño, muy acogedor, lleno de terrazas y miradores y todo orientado a la charca, que parece esté dentro del propio Lodge… seguro que aquí, ayer noche hubiéramos visto algo más que en el Treelodge … esa mañana había una manada enorme de búfalos pastando tranquilamente por allí.

Información útil para visitar el Parque Nacional Aberdare

Ubicación del Parque Nacional Aberdare

Este parque nacional de 767 km2 protege la cordillera de 75 km de longitud y 4.000 metros de altitud que se eleva sobre el lago Naivasha desde la escarpadura del valle del Rift y forma el macizo oeste de las tierras altas centrales.

 

El Parque Nacional Aberdare se encuentra a unos 200 km de Nairobi (unas 4 horas de carretera)

El Parque Nacional Mount Kenya se encuentra a unos 150 km de Nairobi (unas 3 horas de carretera)

¿Cuál es la mejor época para visitar el Parque Nacional Aberdare?

La época seca, de junio a octubre es la mejor para explorar Aberdares. Los waterholes de los lodges son auténticos imanes para la fauna salvaje y se pueden ver concentraciones impresionantes de animales en torno a ellas.

 

Aunque los treelodges abren todo el año, durante las estaciones lluviosas (noviembre, diciembre y de marzo a mayo), al haber agua por toda la región, los waterholes reciben menos visitas. Además, los caminos de tierra se vuelven difíciles de transitar.

¿Cuánto dura un safari por el Parque Nacional Aberdare?

Con una jornada de safari completa es suficiente para haceros una idea de lo que son las montañas Aberdare.

¿Dónde dormir en Aberdare y Mount Kenya?

En Aberdare hay solo 2 lodges; The Ark y Treetops, donde se pueden contemplar fauna salvaje. Ambos lodges funcionan como anexos de hoteles fuera del parque y trasladan a sus huéspedes hasta los treelodge para que puedan tener buenos avistamientos.

 

En Mount Kenya está Serena Mountain Lodge, un lodges tipo treelodge fantástico.

Mapa de Aberdare

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
2009-2020 © safarisentanzania.com - Viajes Gorongeti s.l.