Guía de safari de Maasai Mara

En el punto más septentrional del Serengeti, más allá de la frontera con Kenia se encuentra una extensión del ecosistema del Serengeti llamado el Maasai Mara.

En comparación con el Parque Nacional del Serengeti, Maasai Mara es una región relativamente pequeña, dominada por amplias llanuras de hierba de avena rojiza y con acacias “paragüas” dispersas en el paisaje. De hecho, la palabra “Mara” significa “manchado” y describe con exactitud el mosaico variado de arbustos y árboles que interrumpen las llanuras abiertas.

 

Situado al borde del Gran Valle del Rift, el paisaje es atravesado por el río Mara. El sol sale cada día por las colinas Ngama del este, dibujando un paisaje con matices dorados hasta convertirse en rojizos al final del día, poniéndose por Oloololol (o Siria) Escarpment al oeste.

El límite norte está definido por las colinas y las llanuras de Loita Aitong, mientras que el sur está delimitado por el enorme Parque Nacional del Serengeti tanzano.

 

Existen 4 clasificaciones topográficas para los distintos tipos de hábitat que forman el ecosistema de Masai Mara: Las colinas de Ngama al este de Keekorok, los llanos centrales entre el río Mara y las colinas de Ngama, el Oloololo Escarpment que conforma la frontera oeste y el Triangulo del Mara, entre el río Mara y la sierra Oloololo.

Factores como el tipo de suelo, la lluvia, el drenaje y la incidencia de los incendios influyen en el tipo de vegetación que crece en cada área. Por ejemplo, el Triangulo de Mara y la sierra de Oloololo reciben la mayor cantidad de lluvia y deberían ser capaces de albergar grandes bosques, pero debido a la alta incidencia que tienen aquí los incendios, tan solo sobreviven matorrales en las laderas y los barrancos, a salvo de estas amenazas.

 

El Triangulo de Mara está principalmente compuesto de “algodón negro”, un tipo de arcilla que drena mal. Aquí encontramos grandes pastizales que son el destino de muchos animales migratorios, principalmente ñus y cebras durante la estación seca.

Unos afloramientos rocosos llamados “inselbergs” sobresalen del mar de pastizales en el Triangulo de Mara, ofreciendo magníficas panorámicas de los alrededores para depredadores como el guepardo. Las colinas de Ngama albergan densos matorrales y arbustos debido a sus suelos arenosos y porosos.  Las suaves llanuras centrales han perdido muchos de sus matorrales debido a la influencia tanto del fuego como de los elefantes, aunque todavía se encuentran zonas dispersas de matorral.

 

Hay muchos grandes depredadores en el Maasai Mara, leones, leopardos, guepardos, hienas manchadas, etc. Los leones son aquí los reyes, parejas de machos patrullan por territorios que albergan de una a tres familias de leonas. Los guepardos cazan a la luz del día, después de un acercamiento lento le sigue una persecución de alta velocidad. Estos animales suelen ser silenciosos excepto cuando ronronean y cuando las madres se comunican con sus cachorros mediante un chillido agudo.

Por el contrario, los leopardos acechan a sus presas por la noche. Estos grandes felinos habitan principalmente en los bosques ribereños o en los afloramientos rocosos del ecosistema de Mara. El leopardo es el gran felino más difícil de avistar, no solo por su excelente piel de camuflaje sino por lo sigiloso que es.

La hiena también habita en Maasai Mara, estos también cazan la mayoría de sus presas al atardecer o al amanecer. Las hienas viven en clanes dominados por la hembras y liderados por una hembra alfa. Otros pequeños depredadores del Maasai Mara son el chacal de dorso negro y el zorro de orejas de murciélago.

 

También encontramos en Maasai Mara especies herbívoros residentes como topis y hartebeest, estrechamente relacionados y muy similares en apariencia. Elefantes, elands, gacelas de Grant y de Thompson, impalas, grandes manadas de búfalos del Cabo. Etc.

 

El rinoceronte negro es uno de los animales más apreciados del este de África debido a su rareza y escasez, también se puede avistar aquí en Maasai Mara. Esta especie se encuentra navegando entre los matorrales, en las llanuras rotas que albergan tanto arbustos para comer como agua para beber y revolcarse.

 

Los ríos son la sangre vital del Maasai Mara y un recurso indispensable para gran parte de la comunidad salvaje del parque. Los ríos están llenos de vida dentro de sí mismos, aquí se encuentran especies como los prehistóricos cocodrilos o los imponentes hipopótamos.

Los bosques inundados a ambos lados de los ríos son también el hogar de herbívoros como bushbucks rojos. Las jirafas pasan mucho tiempo navegando por encima de las copas de los árboles aunque también en los pastizales y entre los matorrales.

En cuanto a los primates que aquí se encuentran podremos avistar babuinos, monos verdes, mono azul y monos de cola roja.

Durante el amanecer y al atardecer son los mejores momentos para avistar aves. Habitan en este espacio protegido una gran variedad de aves silvestres como, palomas verdes y abubillas madereras verdes. Si escuchas con atención podrás oír el inquietante grito del águila pescadores africana por encima de la copa de los árboles.

 

Uno de los momentos más dramáticos del Maasai Mara es cuando durante la estación seca llegan las grandes manadas de ñus al norte del Serengeti y algunos cruzan hasta Maasai Mara, es entonces cuando han de cruzar el río Mara.

El gran río Mara es un obstáculo obligatorio que el ñu y la cebra han de superar para llegar a los grandes pastizales del otro lado. Hay algunos lugares a lo largo del río Mara donde el acceso al agua es muy empinado y la profundidad de ésta cubre a los animales migratorios, con lo que se van amontonando en la ribera a la espera de que algún miembro se decida a cruzar, mientras los cocodrilos les acechan... En el momento en que se lanza uno al agua le siguen toda la manada. Son momentos de caos en los que multitud de miembros se ahogan, son aplastados por la estampida o son victimas de los cocodrilos. Es esta una escena dramática que encarna la cruda y la dura realidad de la naturaleza, una escena que nunca olvidará si puede llegar a verla.

Nunca se sabe exactamente el día o el momento en que se producirá, por eso es no es recomendable organizar un viaje en función de este acontecimiento, es cuestión de suerte poder verlo. Independientemente de que vea o no el cruce del río Mara, el avistamiento de grandes manadas de ñus y cebras en el norte del Serengeti o en Maasai Mara durante la estación seca le impresionará de cualquier manera.

 

CONTACTO Y RESERVAS

Viajes Gorongeti, s.l.

Licencia GC-2029

Avda. Gaudí 60 (con Industria) Ático 2º

08025 Barcelona

 

Tel. 93 247 36 61 / 699 200 878

info@safarisentanzania.com 

 

FORMULARIO DE CONTACTO

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
2009-2016 © safarisentanzania.com - Viajes Gorongeti s.l.