Tarangire River

Llega el atardecer con un vivo cielo azul, sin una nube a la vista. Los rayos del feroz sol empapan la rojiza tierra polvorienta que contrasta con la verde hierba que crece en las llanuras. Es en la temporada de sequía (de julio a octubre) cuando el Parque Nacional de Tarangire está repleto de fauna salvaje debido a su permanente abastecimiento de agua.

 

Esta agua atrae a muy diversas especies al río Tarangire y otros pantanos estacionales. Grandes columnas de ñus, cebras, impalas y gacelas acuden a las orillas del río. Manadas de jirafas, búfalos y hartebeest acuden así mismo al retroceso de lagunas y manantiales.

A pesar de que estas especies han encontrado agua, uno de los elementos vitales para los seres vivos, ésta trae consigo también sus amenazas. Depredadores como el león y el leopardo son atraídos como un imán por estas concentraciones de presas. También acuden muchas especies de aves, la concentración de especies es realmente interesante y muy fotogénica.

 

Es interesante observar que la fauna silvestre en Tarangire sigue unos patrones migratorios anuales. El suelo en el parque es deficiente en fósforo, esto obligó a los animales a salir de las protecciones del parque en busca de forraje rico en minerales.

 

La mayor parte de estas tierras pertenece a la comunidad de pastores maasai, que históricamente han convivido con las especies migratorias sin problemas. Sin embargo una creciente población humana y un cambio de actividad hacia la agricultura ha creado una tensión cada vez mayor entre los pobladores de la zona.

 

El parque es famoso por su densa población de elefantes. Un gran número de elefantes de todas las edades y medidas se pueden encontrar descansando en la sombra, o cavando en el suelo para buscar arroyos subterráneos, o cubriéndose de polvo rojo a un lado y a otro del río Tarangire.

 

El “árbol de la Fiebre” crece a lo largo de las orillas arcillosas del río. Su nombre es debido a la errónea creencia de los viajeros y exploradores de principios del siglo XX, que creían que la malaria era transmitida por el contacto con este árbol. Muchas personas contraían esta enfermedad cuando acampaban a orillas del río, pero esta relación es casual, pues se sabe ya hoy en día que el causante de la malaria es un mosquito, que también habita a orillas de los ríos, donde encuentra la humedad que necesita.

 

También pueden ser avistados Reedbucks paseando por los pastos cerca del río. Los machos de esta especie tienen cuernos curvados hacia delante. Esta especie emite un estridente silbato cuando se asusta, son a menudo confundidas con las impalas, el aspecto diferenciador es su densa y tupida cola blanca.

 

CONTACTO Y RESERVAS

Viajes Gorongeti, s.l.

Licencia GC-2029

Avda. Gaudí 60 (con Industria) Ático 2º

08025 Barcelona

 

Tel. 93 247 36 61 / 699 200 878

info@safarisentanzania.com 

 

FORMULARIO DE CONTACTO

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
2009-2016 © safarisentanzania.com - Viajes Gorongeti s.l.