Acacia Woodlands

La mayor parte de las tierras entre el lago y la pared del Gran Valle del Rift está cubierta por bosques de acacias. También crecen majestuosos tamarindos y árboles salchicha. Este hábitat favorece mucho la diversidad de herbívoros por su generosa sombra y los alimentos que proporcionan estos árboles. Se pueden avistar en esta zona especies como elefantes, jirafas, impalas o escuadrones de mangostas.

Manténgase alerta pues por aquí se pueden ver también leopardos descansando en las copas de los árboles. Es difícil verlos por su pelaje que constituye un estupendo camuflaje entre la frondosidad de la vegetación.

Sin duda, uno de los reclamos más populares del Lago Manyara son sus famosos “leones trepadores”. Encontrará un capítulo sobre ellos en cualquier guía de viajes o libro que trate sobre el Parque Nacional. Es cierto que hay leones en Manyara y que son capaces de trepar los árboles, sin embargo, este no es un comportamiento endémico de esta zona. Los leones del Serengeti o de Tarangire también trepan a los árboles. De todas maneras es más difícil ver un león trepando un árbol en Manyara que ver un león en el Serengeti...

Se cree que este comportamiento puede estar relacionado con la prevención de enfermedades, para evitar parásitos e insectos y por la humedad de este suelo.

 

Verá en los bosques de acacias una hermosa especie de gardenia conocida como Jove’s Thunderboldt cuyas flores blancas tienen una fragancia muy dulce. El fruto de este árbol es muy apreciado por los elefantes.

 

Aquí son comunes las grandes áreas de pequeños arbustos y espinosos matorrales. Éste es el hábitat del pequeño pero encantador dik-dik, un antílope que encuentra la protección entre esta espinosa vegetación.

 

El Lago Manyara cuenta con una de las más altas concentraciones de elefantes de toda África. El libro “Among the Elephants”, es un estudio de campo escrito por Iain y Oria Douglas-Hamilton en el cual documentan sus estudios sobre este fascinante animal. Ambos vivieron varios años en el Lago Manyara con la intención de estudiar los elefantes. Describen detalladamente el comportamiento y sus vivencias con varias de las familias de elefantes del Lago Manyara.

 

Otro de los aspectos más interesantes del Lago Manyara es ver el trabajo de los carpinteros de esta zona, es decir, de las termitas. Las torres construidas por este laborioso insecto son realmente impresionantes, más aún si se tiene en cuenta los tamaños de las estructuras realizadas con el tamaño de los creadores. Ningún edificio hecho por el ser humano puede superar en dimensiones relativas a estas estructuras. Estos palacios son muy sofisticados, así como las sociedades que rigen a las termitas. La temperatura y la humedad se mantienen en un nivel constante a través de un sistema de galerías, es como un aire acondicionado.

Las familias de termitas están divididas en castas; Reina, Rey, soldados y trabajadores. La Reina es mucho más grande que los demás miembros de la colonia y puede crecer hasta tener un tamaño similar a un dedo índice humano. Es una termita ocupada, puede poner hasta 10.000 huevos al día. Durante la temporada de lluvias muchas termitas voladoras abandonan la colonia con la esperanza de crear una familia propia, pero la mayoría serán comidas por aves o lagartos. Solo algunas parejas afortunadas encontrarán un refugio subterráneo donde podrán comenzar una nueva vida juntos y una nueva colonia.

 

CONTACTO Y RESERVAS

Viajes Gorongeti, s.l.

Licencia GC-2029

Avda. Gaudí 60 (con Industria) Ático 2º

08025 Barcelona

 

Tel. 93 247 36 61 / 699 200 878

info@safarisentanzania.com 

 

FORMULARIO DE CONTACTO

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
2009-2016 © safarisentanzania.com - Viajes Gorongeti s.l.